La claridad en la misión y el reconocer las aportaciones de cada uno pueden fortalecer el propósito de una organización.